PROYECTO: VIDA FAMILIAR

La vida familiar, es como viajar en auto, las personas que van adelante serian los padres, son los que asumen el control del viaje, uno de ellos asume el rol de conductor que está atento al frente en el manejo de la ruta evitando cualquier dificultad que pueda presentarse en el camino, el otro es el copiloto quien acompaña al conductor, el que guía en el viaje y está vigilante con el mapa buscando las mejores opciones para que el camino no sea tan pesado o  evitar alguna ruta de desvió, y si el viaje se vuelve algo cansado pueden cambiar de roles pero no abandonar el viaje. Por último, los pasajeros, a quien describiremos como los hijos, aquellos que solo acompañan en el viaje hasta cierto punto, para que cuando estén listos puedan emprender su propio viaje.

En la vida familiar, lo fundamental es la pareja quienes deben ser los guías y pilotos de la familia, quienes deben cimentar los valores mediante un ejemplo visible a los hijos, los que ven deberían ver a sus padres cercanos, atentos e involucrados en el viaje de la convivencia. 

Como sabemos, todo viaje requiere un plan, una estrategia, un destino, paradas si es necesario, etc. De igual forma en la vida familiar se requiere establecer planes, proyectos, metas y más. Por ello, a continuación, vamos a describir ciertos pasos que nos ayudarán a construir un proyecto de vida familiar:


 

Paso 1: LA COMUNIÓN DE PAREJA:

Como lo mencionamos anteriormente, la pareja es el pilar de la familia, si ambos no están comprometidos e involucrados con la vida familiar, los proyectos que formulen a futuro será una crónica anunciada de fracaso. Por eso, este punto de comunión refiere a que la pareja esté en común unión con los objetivos que se van a plantear a futuro y que ambos asuman la responsabilidad de ello.

Paso 2: EL VALOR AGREGADO: 

En otras palabras, se refiere a dar más de lo esperado, es decir, más atentos con nuestros actos y palabras, por ejemplo, en la comunicación no solo es cuestión de escuchar, sino también involucra respeto, mirada a la persona y la retroalimentación. Con ello aseguramos la cercanía y la comodidad para que toda la familia se sienta involucrada en el proyecto y este valor agregado no se dé solo en la comunicación sino también en otras situaciones de la vida familiar.

Paso 3: LA CREATIVIDAD:

Como su nombre lo dice, implica realizar una actividad la cual puede ser un viaje, un paseo, un deporte, una caminata etc. Estas simples actividades abrirán los espacios para conocer mejor a mi pareja e hijos y descubrir lo que desean para así formar un proyecto de vida en favor de todos, involucrándolos en cada actividad y haciéndolos participes de la vida familiar.

  

 
Paso 4: EL VIAJE:
Una vez que conocemos los deseos o proyectos de cada integrante podemos formar realmente el destino, es decir, emprender una mudanza para bien de la familia, adquirir un nuevo inmueble, cambiar de trabajo o quizás la venta de alguna reliquia familiar, que en ocasiones puede ser difícil pero siempre teniendo en cuenta que el fin es el bien familiar.
 
Paso 5: CUANDO ABANDONA EL VIAJE:
No todos los proyectos familiares pueden dar resultados positivos, en ocasiones la pareja se divide o abandona el viaje. El dolor puede ser grande y la desilusión afectar a todos los miembros, sin embargo, ante ello lo recomendable es buscar ayuda para resolver el problema, nuevamente replantear el proyecto y continuar el viaje.
La vida familiar favorece el apoyo, la cohesión, la entrega, el amor y la alegría, su fortaleza está en que la importancia de ello se percibe tanto en los momentos positivos como en los adversos.
 
 
 
  
Fuente:
https://www.unisabana.edu.co/portaldenoticias/tutoriales/guia-para-elaborar-un-proyecto-de-vida-familiar/#:~:text=El%20proyecto%20de%20vida%20familiar,%C3%B3ptima%20y%20viable%20para%20todos.
 https://www.unomasenlafamilia.com/como-definir-los-objetivos-de-tu-proyecto-de-vida-familiar.html
 http://amp.innatia.com/c-como-crear-un-proyecto/a-ejemplos-proyectos-para.html
 
 s

Promoción 2014