10 actividades familiares para el invierno

Durante los meses más fríos del año y por la coyuntura actual, no podemos o nos da pereza salir de casa. Por ese motivo, te traemos algunas divertidas ideas para que compartas actividades junto a tu familia. ¡Más divertido es en familia!

 

 1. Cocinar en familia:

A los pequeños suele divertirles cocinar y ¡no es para menos! Cocinar aúna lo mejor de los experimentos, jugar con masa, ensuciarse y ¡picotear cosillas ricas! Además, puede ser una buena oportunidad no sólo para conversar y divertirse sino también para enseñarles a los peques la importancia de comer frutas y verduras, cómo cortar con cuchillo o la imperiosa necesidad de mantener la higiene personal ¡y en la cocina! 

2. Leer juntos:

Una buena oportunidad para disfrutar juntos es leer un cuento, así fomentarán el interés de tus hijos por la lectura, a la vez que comparten un mundo nuevo y mágico a su lado. 

3. Mirar una película en familia:

Y cuando decimos “mirar”, hablamos de realmente mirar. No vale poner la película y surfear en internet. La idea es sentarnos junto a los pequeños, mirar la película y comentar la historia, interesándose por sus opiniones y pensamientos sobre la misma.

4. Hacer deporte juntos:

Hace relativamente poco hablamos sobre la importancia de hacer deporte en familia. Como siempre decimos, tú eres el espejo en el que se miran tus hijos y si tú haces deporte, ¡ellos también querrán hacerlo! Busca una actividad que puedas compartir con tus peques, por ejemplo la natación, el fútbol o montar en bicicleta y tómate el tiempo de realizar la actividad en familia.

5. Mirar fotos:

A los peques suele gustarles mirar fotografías y si es con papá y mamá, ¡aún más! Puedes aprovechar para contarles historias sobre sus abuelos o sobre ti cuando eras pequeño.

6. Hacer manualidades en familia:

Guarda los tubos de cartón del papel higiénico y ¡verás qué fácil se divierten los peques! Si les das tijera, goma y papeles de colores, crearán un sinfín de animales y monstruos ¡en un abrir y cerrar de ojos! ¿Sabías que una lata puede transformarse en un lapicero? ¿Y una caja puede ser un avión o un coche? Las opciones son múltiples, con un poco de imaginación y las cosas que tenemos en casa, puedes crear muchas manualidades para hacer con los peques: máscaras, pintar piñas, hacer origami… ¡En internet encontrarás millones de ideas!

7. Juegos de mesa:

Siéntate con tus peques a hacer un puzzle, a jugar al Monopoly, al dominó o a las cartas y mientras ¡conversa con ellos! Los juegos de mesa te dan la oportunidad no sólo de enseñarles reglas y conceptos, sino también de escucharlos y conversar tranquilamente con ellos.

8. Bailar ¡y cantar!:

El baile y el canto son liberadores. Pon música y déjate llevar. Disfruta del sonido y el movimiento. Seguramente, estarás creando recuerdos inolvidables junto a tus hijos.

9. Excursiones… ¡aunque sean a la esquina!:

Las excursiones no tienen por qué ser caras y rebuscadas. Una excursión al parque a juntar piñas puede ser una verdadera aventura cuando se disfruta del tiempo con papá y mamá. Crea aventuras junto a tus hijos, aunque la salida familiar sea la obligada visita al supermercado.

10. Disfrazarse y jugar:

No tengas miedo al ridículo. Tus hijos agradecerán verte jugar como un niño más y ¡tú te la pasarás en grande! Disfrázate, corre, salta, juega con ellos, sin pensar en las obligaciones ni en el reloj.

 
 
 

Fuente:

Promoción 2014