¿CÓMO POTENCIAR LA CREATIVIDAD EN LOS NIÑOS?

La creatividad en los niños puede ser potenciada tanto en la escuela como en la casa con pequeños trucos y consejos para que nuestros hijos no se frustren ni se sientan menospreciados cuando intenten dar “soluciones alternativas” a sus problemas. De hecho, esta clase de actitudes deben incentivarse y apoyarse para que, así, nuestro hijo vaya encontrando su propio camino.

 

¿Qué es la creatividad? 

Aunque siempre relacionamos la creatividad de los niños con el arte, la pintura y la música, lo cierto es que la persona creativa también puede serlo en otras áreas como las matemáticas o las ciencias. Lo que determina que una persona o un niño sea creativo es su grado de imaginación, de originalidad, de productividad y de solucionar problemas de diversas formas. 

 

Consejos para desarrollar la creatividad en los niños

  • Crea un espacio inspirador: coloca en casa un mural o pizarra donde puedan pintar con libertad o pon a su disposición todos los materiales necesarios para que jueguen y dejen volar su imaginación.
  • Respeta el tiempo para el juego: no los cargues de actividades extraescolares, son niños y tienen que tener tiempo libre para jugar y recrearse.
  • Déjale libertad en sus juegos: a los niños les gusta saltarse las normas y jugar a su manera. No pongas límites ni establezcas normas, déjalos que reinventen y cambien el juego como quieran.
  • No te rías de sus ideas: aunque nos puedan resultar graciosas y algo disparatadas, no te burles de sus ideas, bailes, canciones, historia, etc. Es importante que los niños perciban que lo que han hecho o dicho tiene valor. 

Actividades para desarrollar la creatividad en los niños

Una buena opción para desarrollar la creatividad en los niños es con juegos y actividades, para que aprendan a encontrar soluciones diferentes para un mismo problema.

  • Leer y contar cuentos: los cuentos divierten y entretienen a los niños, pero además potencian su capacidad creativa y su imaginación. Puedes jugar con ellos a inventar finales de las historias o a crear nuevas.
  • Hacer visitas a museos y a exposiciones: la visita a un museo o una exposición puede ser toda una aventura para los niños. Invítales a que den su visión de un objeto o cuadro.
  • Interpretar figuras: pueden mirar el cielo y jugar a interpretar figuras con las nubes y las estrellas.
  • Juegos en grupo: un buen ejercicio es crear una historia en grupo. Una persona empieza a contar una historia, y los demás la siguen añadiendo su aportación sobre la marcha y construyendo esta de forma original. Este juego potencia la imaginación, creatividad y socialización de los niños. 

 

 
 

Fuente:

Promoción 2014